La sala gótica

Subiendo las escaleras que nos marcan los años de la casa llegaremos a la gran sala Gótica , iluminada por el sol todo el día, con salida a su terraza,que nos ofrece unas vistas relajantes al río todo un espectáculo de colores al atardecer. En invierno, la antigua estufa de leña, hace de este espacio uno de los preferidos para la lectura.

Altas paredes de piedra, suelos de barro cocido y antigüedades que la adornan.

Toma su nombre del doble arco gótico original que aún se conserva.

Vea la galería de imágenes de esta estancia